Sistema Inmune

3 efectos de la vitamina C en la salud

3 efectos de la vitamina C en la salud

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es una vitamina soluble en agua que desempeña un papel crucial en diversas funciones del cuerpo humano. Los seres humanos y algunos otros animales no pueden sintetizar la vitamina C por sí mismos, así que necesitan obtenerla a través de alimentos o suplementos.

 

¿Cuánta vitamina C deberíamos consumir?

La ingesta de vitamina C puede variar considerablemente entre las personas y depender de factores como la edad, el género, el estilo de vida, las preferencias alimenticias y la prevalencia de enfermedades. De acuerdo con los expertos en salud, la recomendación es ingerir 60 mg de vitamina C al día. 


De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) de México en 2018, la ingesta promedio de vitamina C en adultos mexicanos es inferior a la cantidad recomendada por los médicos. En Estados Unidos, por ejemplo, se encontró que el 25% de hombres y mujeres consumen menos de 60 mg de vitamina C al día, mientras. El 10% de adultos consume menos del 10%. 


Efectos de la vitamina C en la salud

 

  1. Antioxidante. Actúa como un antioxidante, protegiendo las células del cuerpo de los daños provocados por los radicales libres. Estos radicales libres se asocian con el envejecimiento y diversas enfermedades, incluyendo enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer.
  2. Antiinflamatoria. Modula la producción de citoquinas proinflamatorias, que son moléculas señalizadoras del sistema inmunológico. Al regular estas citoquinas, la vitamina C puede contribuir a controlar la respuesta inflamatoria.
  3. Fortalece el sistema inmune. Esta es probablemente su función más popular. Un sistema inmunológico fuerte ayuda a combatir infecciones y a reducir la duración y  gravedad de los resfriados.


Las fuentes naturales de vitamina C más comunes en el mundo provienen de frutas cítricas, destacando el kiwi, la guayaba, el camu-camu, la papaya, el melón, la fresa, el mango, las naranjas y las uvas. Mientras que los vegetales ricos en vitamina c son la coliflor,el brócoli, el repollo, el berro, la espinaca, el pimiento y la papa. Un consumo de cinco piezas de frutas y vegetales, proporciona una concentración de más de 200 mg/día de vitamina C.

 

Si por tu estilo o ritmo de vida se te complica consumir alguna de estas frutas y vegetales te recomendamos consumir cotidianamente vitamina C en forma de suplementos alimenticios. Existen tabletas masticables de deliciosos sabores que puedes llevar contigo o tomar antes de salir de casa. ¿Qué opinas? ¿Estás listo para disfrutar de estos beneficios en tu salud?


Fuentes

INEGI. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018-2019.
CASTILLO-VELARDE, Edwin Rolando. Vitamina C en la salud y en la enfermedad. Revista de la Facultad de Medicina Humana.
SAN MAURO-MARTIN, Ismael  y  GARICANO-VILAR, Elena. Papel de la vitamina C y los β-glucanos sobre el sistema inmunitario: revisión. Revista Española de Nutrición Humana y Dietética

 



Puede que te interese

4 hábitos para mejorar la memoria
colágeno hidrolizado mujer saludable olnatura

Dejar un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.